28 de septiembre de 2014

Los métodos de ejecución más terribles de la historia

La pena de muerte ha existido prácticamente en todas las civilizaciones humanas. Desde la Antigua Grecia, donde se ejecutaba a los bárbaros (extranjeros) traidores de la polis. Pasando por la Edad Media, donde se perseguía y ejecutaba a cualquier persona por los motivos más irracionales y absurdos, y atravesando incluso el período de la Ilustración, durante la Revolución Francesa. Y es que la pena de muerte es la herencia más lamentable de la Antigüedad.


Escafismo.

El escafismo, también conocido como Scaphismus, es un método de ejecución que utilizaban los persas, tristemente célebres por ser brutales y sanguinarios. Se han registrado algunas variantes, pero básicamente consiste en inmovilizar a la víctima, causarle diarrea y vómitos, y untarle todo el cuerpo de una mezcla de miel y leche.

El objetivo es que las heces y el azúcar atraigan a los insectos para que la persona sufra picaduras y heridas graves que lo conduzcan a un shock séptico. El shock puede demorar semanas, por lo tanto la persona muere de deshidratación y hambre.


Matrimonio republicano.

Este método de ejecución es propio del "reinado del terror" de la Francia post Revolución. Lo inventó Jean-Baptiste Carrier, durante la última década del 1700. Consistía en atar de espaldas a dos personas de sexos opuestos, exponerlas durante una hora al escarnio público y luego arrojarlas al río para que mueran ahogadas.


Hoguera.

De los más difundidos y utilizados métodos de ejecución en Europa, está muy vinculado a la inquisición y a la caza de brujas. Había diferentes formas de disponer a la víctima al fuego, pero básicamente la idea era que sufra el impresionante dolor de las quemaduras, hasta que muera. La muerte se producía o bien porque el fuego alcanzaba su órganos vitales, o por falta de oxígeno y asfixia.


Tablón.

Caminar por el tablón hasta caer al mar, sin duda uno de los métodos más conocidos por todos nosotros gracias a películas y dibujos animados. Método utilizado fundamentalmente por piratas, pero también generalizado al resto de las embarcaciones europeas. El objetivo aquí no es la tortura, por lo tanto el hecho de caminar por el tablón es más bien simbólico, simplemente los arrojaban al mar para que mueran ahogados o atacados por tiburones.


Damnatio ad bestias.

¡A los leones! El más utilizado método de ejecución de la Antigua Roma. La lucha con bestias en una arena de combate tenía dos modalidades, era o bien voluntaria para probar valentía y recibir reconocimiento, o bien utilizada como escarnio público y pena de muerte.


Estirón vertical.

Ideado y difundido en Estados Unidos durante los siglos XIX y XX, el estirón vertical -Upright Jerker- es un procedimiento similar al ahorcamiento, pero invertido. En lugar de dejar caer al condenado por una trampilla del suelo, con éste método la persona es elevada y sacudida mediante un mecanismo de pesos y poleas. La muerte es relativamente rápida pero muy dolorosa.


Aplastamiento por elefante.

Técnica utilizada en Asia, principalmente en India, tenía por objetivo la muerte y el escarnio público. Consistía en arrojar al condenado frente a un elefante para que éste, sintiéndose amenazado, lo ataque brutalmente, produciéndole una muerte lenta, dolorosa y humillante.


La sierra.

Terriblemente sanguinario y doloroso, además de humillante y degradante. La técnica consiste en colgar boca abajo a la persona con las piernas abiertas y lentamente comenzar a cortarla por la mitad, hasta llegar a la cabeza. Por supuesto que la persona muere mucho antes, desangrada.


Desollamiento.

El desollamiento o despellejamiento consistía en remover cada centímetro de piel de la persona. Lenta, inimaginablemente dolorosa, sanguinaria e inhumana forma de ejecutar a un individuo. La muerte se produce principalmente por el desangre.


Águila de sangre.

Este método se menciona en la antigua literatura nórdica y si bien no hay evidencias concluyentes sobre su veracidad, existen tantos relatos y testimonios que es posible considerarlo parte de esta lista. El método consiste en abrir la piel de la espalda de la víctima, quebrarle sus costillas y extraer sus pulmones. Las costillas quebradas y los pulmones expuestos emulan la figura de un águila, de ahí el nombre de águila de sangre.


La rueda.

Brutal método utilizado durante la Edad Media, principalmente en Suecia, Holanda, Italia, Alemania y Francia. Era más un método de tortura que de ejecución. Consistía en quebrar todos los huesos de las extremidades de la persona, evitando herirlo de muerte. Luego de quebrar todos sus huesos y dislocar todas sus articulaciones, el condenado era atado sobre una rueda, a la cual se hacía girar para finalmente provocar la muerte.


Fuente:
Ojocurioso

24 de septiembre de 2014

Extensiones, moda de hace 3.000 años

Cráneo femenino con extensiones hallado en Amarna
Hacerse extensiones en el cabello puede parecer una moda relativamente reciente, pero recientes descubrimientos arqueológicos demuestran que no es así, que hace miles de años que extensiones, trenzas o el tinte ya formaban parte de la estética capilar, especialmente en mujeres.

Un grupo de investigadores el Proyecto Amarna, con Jolanda Bos a la cabeza, dio en el cementerio de una ciudad egipcia fundada por el faraón Akhenatón a mediados del siglo XIV a. C (hoy llamada Amarna) con un cráneo de mujer de más de 3.300 años de antigüedad en el que se apreciaban extensiones en el pelo (hasta 70 se contabilizaron y en diferentes capas).

Los investigadores han destacado que están hallando más restos que invitan a pensar que, en esa época, existía ya toda una cultura, compleja y diversa, de estilismo capilar entre las mujeres. Esta mujer con extensiones no es el único caso. Hay restos de cientos de personas cuyos peinados permanecen casi inalterados. En ellos se adivina el uso, además, de tintes (quizá para tapar las canas), trenzas, etc.

Habitualmente eran "trenzas simples y no muy largas", explicaba Bos, lo que hace del hallazgo de la mujer con 70 extensiones algo inusual y una vía para seguir investigando en este terreno.

También se han encontrado restos de otras personas con extensiones, con la peculiaridad de que, en algunos casos, se había recurrido a mechones de otras personas, tal y como se hace hoy.


Fuente:
20 Minutos


Más información:
Amarnaproject (en inglés)
Livescience (en inglés)

19 de septiembre de 2014

Descubren en Israel un monumento más antiguo que Stonehenge y las pirámides


Un estudiante de doctorado de la Universidad Hebrea de Jerusalén, Ido Wachtel, ha descubierto un monumento de piedra, en forma de media luna, que data de hace 5.000 años. Según señalan piezas de cerámica excavadas en la estructura, las fechas de su creación comprenden el 3050 y 2650 antes de Cristo, lo que significa que se construyó antes que las pirámides de Egipto o que el famoso Stonehenge del Reino Unido.

Situado a unos 13 kilómetros al noroeste del mar de Galilea, la enorme estructura tiene un volumen de unos 14.000 metros cúbicos y una longitud de unos 150 metros, por lo que es más largo que un campo de fútbol americano. Previamente, los arqueólogos pensaron que la estructura era parte de una muralla de la ciudad, pero los recientes trabajos llevados a cabo por Wachtel indican que no hay ciudad al lado de ella y que la estructura es un monumento permanente.

"Este sitio servía para marcar la posesión y hacer valer la autoridad y los derechos sobre los recursos naturales por una población rural local", ha explicado Wachtel, según recoge la publicación 'Live Science'. El investigador ha presentado los resultados en una presentación realizada recientemente en el Congreso Internacional sobre la Arqueología del Antiguo Próximo Oriente.

El autor ha destacado que la forma de media luna podría tener una importancia simbólica, ya que el satélite en su fase creciente es un símbolo de la antigua Mesopotamia, concretamente hace referencia al dios de la Luna. Del mismo modo, ha señalado que, una antigua ciudad llamada Bet Yerah (que se traduce como "casa del dios de la luna") se encuentra a sólo un día de camino desde el monumento hallado. A su juicio, el monumento pudo haber ayudado a marcar las fronteras de la ciudad.

Por el tamaño de la estructura, Wachtel estima que los días de trabajo invertido en la construcción es de entre 35.000 y 50.000, en el caso de la más alta. "Si la estimación más baja es correcta, significa que un equipo de 200 trabajadores antiguos habría necesitado más de cinco meses para la construcción del monumento, una tarea que sería difícil para las personas que dependían de los cultivos para su subsistencia", ha apuntado. El autor ha recordado que "la gente de esta época estaba obligada la mayor parte del año a trabajar en la agricultura".

Por otra parte, el equipo ha encontrado otras estructuras de roca no lejos del monumento. Una de ellas, llamada el-Hiri Rujum, tiene cuatro círculos con una roca más grande en su centro. La fecha de esta estructura es un tema de debate todavía. Otro monumento de piedra, un montículo gigante que pesa más de 60.000 toneladas, fue descubierto recientemente por debajo del agua del Mar de Galilea. Su fecha de construcción también es desconocida, pero al igual que la estructura en forma de media luna, se encuentra cerca de Bet Yerah.


Fuente:
www.antena3.com

15 de septiembre de 2014

Algunas curiosidades sobre los samurái

En el antiguo Japón, un grupo de temerarios guerreros tenían el rol de comandar la defensa de la nación y fueron tan efectivos en la práctica, que se convirtieron en una verdadera leyenda: los samurái.

Vamos a ver algunas curiosidades sobre ellos.


1. Eran bastante numerosos

En un principio, los samurái eran quienes defendían a la nobleza, pero con el tiempo se convirtieron en una clase social, una especie de élite de soldados por sobre el común. Se cree que, en el momento de mayor apogeo de estos guerreros, el 10% de los japoneses era samurái.


2. Podían ser de cualquier sexo y edad

Las mujeres y los niños también podrían ser parte de esta casta de guerreros valientes, aunque con diferentes roles. Las mujeres recibían entrenamiento en artes marciales y de ser necesario, también acudían al campo de batalla. Por su lado, los niños comenzaban su entrenamiento a temprana edad.


3. La homosexualidad era común entre los samurái

Las relaciones entre dos hombres samurái o entre un samurái y el joven que entrenaba, eran comunes y aceptadas. De hecho, se cuestionaba a un samurái si no mantenía relaciones sexuales con su aprendiz, ya que era parte importante de la formación del lazo. Esta practica, era conocida como wakashudo.


4. Los samurái probaban sus espadas en los cadáveres de sus enemigos

Era importante que la espada de un samurái fuera precisa y tuviese el filo necesario. Para probarlo, usaban un método poco tradicional. Colgaban el cadáver de un enemigo en un árbol y realizaban 16 cortes sistemáticos por sobre su cuerpo. En ocasiones, también se las probaba con criminales, vivos, claro.


5. El suicidio era honorable

Si un samurái caía en manos de un enemigo, se suicidaba realizando cortes paralelos sobre su estómago. Si éste perdía su honor o caía en desgracia, lo honorable era suicidarse. Esto se realizaba mediante una ceremonia en la que, primero comía su plato favorito y luego se le entregaba una daga.

El samurái, expresaba sus últimas palabras mediante un poema y luego se suicidaba. Otros podían asistirle cortándole la cabeza para acelerar el proceso. Suicidándose, podía volver a recuperar el honor perdido. El suicidio del samurái recibía el nombre de harakiri y lejos de la infamia, esta era una práctica sumamente noble.


6. Las armas del samurái

Los samurái utilizaban diferentes armas para el combate, siendo la katana la más importante y conocida. Asimismo, se armaban con espadas, lanzas y a partir del siglo XVI, utilizaban cañones gracias a la pólvora. A diferencia del resto de las armas, sólo un samurái podía usar una katana.


7. Existieron samurái occidentales

Si bien los samurái eran japoneses pertenecientes a un cuerpo de élite, unos cuantos hombres occidentales también ostentaron ese honor. Los europeos William Adams, Jan Joosten van Lodensteijn, Eugene Collache y Edward Schnell, fueron ungidos como samurái gracias su cooperación e influencia en la cultura bélica del Japón.


Fuente:
Ojocurioso


Más información:
Breve historia de los samuráis. Vincent Hawkins, Carol Gaskin. Nowtilus, 2004
National Geographic. Samuráis

Creative Commons License
Paseando Por la Historia está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España.